CR. El Volcán ya no asusta. Julia Ardón

el

Ahora lo que asusta es el letargo del Estado.

Muy atrasada la reapertura del Volcán Poás, por la pendiente construcción de unos refugios.
Ahí entra el burocratismo de nuevo, la leguleyada, y el funcionarismo frío a menudo de espaldas a las comunidades donde se trabaja.
Licitaciones, trámitología lenta…etc…etc…
Mientras tanto comunidades enteras que vivían del turismo esperan y esperan y esperan que las decisiones se tomen desde San José, como es usual, y sin tomar en cuenta lo que ocurre entre las familias de la zona.

El domingo las comunidades de Fraijanes, Poasito y Vara Blanca anuncian una marcha simbólica a las 9 de la mañana hasta la entrada principal del Parque Nacional Volcán Poás para expresar su descontento con tanto atraso y tan poca apertura de los organismos competentes. Las decisiones las tienen el SINAC (Ministerio de Ambiente y Energía) y el Instituto Costarricense de Turismo sería un socio importantísimo que puede ayudar a agilizar la cosa.

Mientras tanto….la gente cada día se enoja más, y con justa razón.

Hace poco estaban almorzando en Chubascos unos funcionarios del SINAC. Yo personalmente me acerqué a preguntarles ¿cuándo creen que se reabra el volcán? Y con cara no muy amable, como si les molestara la pregunta me respondieron “eso nadie lo puede determinar”. O sea: mejor no pregunte.

En estos momentos en que se discuten temas importantes para el país como el Plan Fiscal, como los derechos de los empleados públicos, el papel del Estado y demás…este tipo de actitudes no ayudan a las poblaciones ni a la ciudadanía a entender por qué no hay respuestas eficientes, inmediatas, flexibles y sobre todo: amables y sensibles, a las necesidades de las personas. Es muy agüevado. El pasado gobierno no pudo avanzar en más que algunas poquitas y aisladas medidas paliativas…mientras tanto, y con el cambio de gobierno, ha habido testimonios de buses que sí han entrado, de turistas que dicen que si han podido entrar y que le pagaron algo a alguien para poder ver el volcán. Eso hay que investigarlo.

¿Qué ocurre allá arriba?
No nos toca a la ciudadanía constatarlo, ni probarlo ni investigarlo. Es al Estado. Para eso está, y para les pagamos con nuestros impuestos, a sus funcionarios y funcionarias.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s