COSTA RICA. ¿Cuál es el problema de que un funcionario sea ateo? Por Max Porras

Ateo significa sin dios, o más bien, no creer en ninguno.
Un dios es un ser superior onmipresente, omnipotente, omnisciente, algo o alguien que tiene poder sobre nuestras vidas y destinos.
¿Y cuál es el problema que alguien no crea en ello?
Eso que algunos llaman valores han estado en la sociedades desde siempre, son parámetros éticos para poder convivir en sociedad, pueden existir con o sin la religión.
¿Pero en verdad se rechaza solo a los ateos?
Veamos; ¿Aceptarían a un presidente musulman? o ¿Qué tal si es judío?
Hay muchísimos judíos en Costa Rica.
¿Y si es mormón, lo aceptarían todos esos intolerantes e intransigentes disfrazados de creyentes? (creyenceros los llamo yo).
Y si el presidente adora a Pachamama, ya no sería ateo, porque ser ateo es no adorar a nada ni nadie, ¿Lo aceptarían?
¿A que Dios adoran nuestros aborigenes?
¿Les pedirían “convertirse” para ser funcionarios públicos?
Particularmente no sé, ¿Pero si adoraran a un Dios diferente al de las religiones abrahamicas, lo aceptarían como presidente o ministro?

A esos que se hacen llamar cristianos pero solo andan buscando “licencia para pecar”, deberían escuchar al líder de la congregación más grande de cristianos, el papa argentino —o el argentino papa— que dice que es mejor un ateo buena persona que un mal cristiano.

Claro yo entiendo todo el odio e intolerancia que han escupido contra el ministro Mora, si no se aguantan ni entre ellos, unos llaman a la Iglesia Católica la gran ramera, otros rechazan a Los Testigos de Jehová y se burlan de ellos, todos tienen diferentes interpretaciones y otros muchos acomodan la religión a sus circunstancias— o debilidades llamaría yo—.
Y es que hay tantas “versiones” que entre ellos se señalan como equivocados; tenemos Adventistas, Bautistas, Luteranos, Calvinistas, etc., y ahora para ponerle la cereza al pastel a agarrado gran auge esa aberrante y distorsionadora versión del cristianismo, una afrenta al mensaje de Jesús, como son los neopentecostales.

¡Pobre Jesús, no lo entendieron!

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s