CR. Un poquito de paciencia. Raúl Alvarado

el

Generalmente al escribir en Facebook, no me representa mayor problema el quien lo va a leer, pues usualmente se trata de temas impersonales.
Pero al tratar de temas personales el asunto se vuelve más complejo, pues en la lista de amigos de Facebook hay muy variados grupos de personas. En primer lugar están lo que SI han sido amigos reales de muchos años, y también los familiares. Hay un segundo grupo que son personas que uno conoce de diferentes circunstancias de la vida, tales como compañeros del centro de trabajo, del lugar donde vivimos, etc., o haber participado en algún grupo común. Es decir, gente que uno SI conoce personalmente pero básicamente no se puede decir que exista amistad.
Y finalmente, en un tercer grupo, están aquellas personas que uno NO conoce personalmente pero son “amigos” de Facebook
A veces hay temas personales, que uno considera conveniente comunicar a las personas del primer y segundo grupo, pero no creo que sean de interés para el tercer grupo, pero desafortunadamente no hay manera (que yo conozca) de poder clasificar los amigos de Facebook, y si la lista llega a varios cientos hacer una selección “a mano”, se vuelve demasiado engorrosa.
Entonces ni modo, ahí les va:
Lo que llevamos de este año 2018, ha sido muy duro para mí.
A inicios de enero mientras me lavaba los dientes, se me ocurrió revisarme la boca, y me encontré con una pelota dura, de tamaño mediano, bajo la lengua. Obvio decir que esto me preocupó, y como en esos días tenía cito en el EBAIS, le consulté el tema a la doctora.
Para no hacer largo el cuento, luego de una biopsia y varios exámenes, se determinó que era un tumor canceroso y de inmediato me remitieron al Hospital México. Luego de otras pruebas y exámenes los doctores decidieron que era necesaria una intervención quirúrgica, para extirpar el tumor.
Entonces, el jueves 22 de marzo fui sometido a una operación, en la cual me removieron el tumor y unas partes del lado izquierdo de la lengua, además me abrieron el cuello para quitarme varios ganglios, pues son los sitios sospechosos por donde se podría propagar el tumor.
Los resultados de las biopsias que posteriormente se le hizo a los ganglios extirpados , así como de las partes de lengua cercenadas, todas salieron negativas, es decir no tienen cáncer. Solo queda pendiente un pequeño punto donde no se cortó lo suficiente tejido de la lengua y no se puede afirmar con seguridad que estoy libre de cáncer (el margen de seguridad es cortar 10 mm de tejido sano, pero en ese punto solo cortaron 5mm). Para ponerlo en números, yo diría que la probabilidad de que esté libre de cáncer es mayor al 95%.
Desde el 22 de marzo he estado recuperándome y voy bastante bien, pero inevitablemente quedaron algunas discapacidades al hablar.
Cada vez voy mejorando y la mayoría de la gente ya entiende casi todo lo que digo. A veces fallo algunos sonidos y hablo un poco como lo que comúnmente llamamos “zopetas”, a veces se me llena la boca de saliva y se me dificulta el hablar.
Así que si me encuentran en la calle, o me tienen que llamar por teléfono, ya saben lo que me pasa, y por favor, ténganme un poquito de paciencia. Gracias.

*Raúl Alvarado, Orotina. Recuerdo su hospitalidad en caminata que realizáramos contra la minería a cielo abierto en Miramar, Montes de Oro, Puntarenas; año 2011.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s