NICARAGUA. Su lucha. Luis Alberto Salas Sarquis

LA LUCHA DE NICARAGUA
Antes de opinar por las decisiones que está tratando de tomar el actual Gobierno de Nicaragua y sus consecuencias, se tiene que recordar lo que ha sucedido al Pueblo Nicaragüense durante décadas. Nicaragua fue presa de una de las dictaduras más sangrientas y crueles de Latinoamérica en manos de la familia Somoza. Se consolidó durante ese tiempo una oligarquía entreguista y traidora, quienes desde mucho antes facilitaron la entrada de William Walker y sus mercenarios traicionando a su Patria.
Para derrocar esa dictadura el Pueblo Nicaragüense realizó una revolución que encabezó el Frente Sandinista y luego de años de lucha y sufrimientos, alcanzaron la Victoria pero a un alto costo en vidas y destrucción del país. Nicaragua quedó devastada, prácticamente la economía terminó en cero. Cuando los sandinistas comenzaron a reconstruir el país, continuaron los gringos influenciando una lucha armada contra el nuevo Gobierno y continúan hasta la fecha entrometiéndose en los asuntos internos de los nicaragüenses. El Sandinismo siguió la lucha armada y contra las estrategias desinformativas. Estas últimas hicieron mella en el Pueblo y en un proceso electoral, los sandinistas perdieron frente a los representantes del neoliberalismo, quienes quebraron y se robaron lo poco que habían reconstruido los sandinistas.
Cuando retornaron al poder, los sandinistas tuvieron que reiniciar nuevamente la reconstrucción y recuperar el tiempo perdido. Pero el daño a la economía realizado por los neoliberales fue muy grave, especialmente para los fondos como el de las pensiones, cuyos dineros fueron saqueados y mal administrados. El Gobierno tomó una serie de decisiones que no fueron aceptadas por el Pueblo y respetamos esa decisión, pero no se puede aceptar que el problema de las pensiones y la economía Nicaragüense es responsabilidad de los Sandinistas. Eso es un error histórico.
En esta situación apareció un puñado de Organismos No Gubernamentales (ONG) que venían trabajando internamente en Nicaragua y cuyos dineros no se sabe a ciencia cierta de dónde vienen y algunos creemos que son del imperio gringo. Estos organismos utilizan luchas populares para entrometerse, influenciar, tergiversar y manipular a grupos de personas, especialmente jóvenes de la generación conocida como los ninis (ni estudian ni trabajan) y por cualquier cantidad de dinero, realizan actos vandálicos, destructivos y hasta de terrorismo.
Gene Sharp (CIA) es uno de los ideólogos de lo que se conoce como el GOLPE BLANDO (Se denomina golpe de Estado blando, golpe suave, golpe encubierto o golpe no tradicional, al uso de un conjunto de técnicas conspirativas no frontales y principalmente no violentas, con el fin de desestabilizar un gobierno y causar su caída, sin que parezca que ha sido consecuencia de la acción de otro poder) define esta estrategia así:
1.- Producir acciones no violentas con el fin de crear malestar en la sociedad, paralelamente realizar denuncias de corrupción, chismes o rumores falsos en las noticias y redes sociales para acrecentar el odio y el rencor.
2.- Utilizar las luchas reivindicativas como el de las pensiones para manipular a las masas para que haga manifestaciones violentas para amenazar las instituciones gubernamentales
3.- Crear un ambiente de ingobernabilidad realizando operaciones de guerra sicológica y desestabilizando al gobierno
4.- Exigir la renuncia del presidente realizando acciones de calle o revueltas callejeras para manipular instituciones y propiciando la intervención militar nacional o extranjera.

Este patrón se ha aplicado en Venezuela y ahora en Nicaragua. Es claro que existe toda una estrategia entorno a desestabilizar y derrocar el actual Gobierno de Nicaragua. Esta conclusión es simple, solo debemos preguntarnos si el malestar en contra del Gobierno Nicaragüense es tan grande como para que se derroque al presidente o solo fue una lucha contra una simple decisión que tomara el Gobierno y que ya fue derogada. Debemos preguntarnos si alguien utilizó el enojo del Pueblo por una decisión impopular para tratar de dar un GOLPE BLANDO y se debe determinar quién está detrás de estas acciones.
Imaginémonos que esas ONGs están trabajando en lo mismo en nuestro país. Con una suma fuerte de dinero podrían contratar a jóvenes ninis de los barrios pobres de nuestro país y muchos de estos estarían dispuestos a realizar actos de violencia contra el Estado, saqueos, quema de instituciones y hasta matar por malas influencias y manipulaciones de gente cuyos intereses son ajenos a la Patria. Antes de juzgar al Gobierno de Nicaragua recordemos el sufrimiento del Pueblo Nicaragüense y de su lucha por sobrevivir.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s