CR. Nuestro blindaje. Allen R. Pérez

El mapa político de América Latina va de mal en peor. Se consolidó la dictadura hondureña a través del fraude, la dictadura de Ortega es más que evidente, Venezuela y Colombia salpicadas constantemente por una permanencia explosiva de crisis, Temer y Macri, dos descarados de la alta corrupción tanto o peor que la de Peña Nieto y Jimmy Morales, y Perú con su perpetua inmoralidad política. Casi nadie se salva. Costa Rica no naufragó porque aquí existe una prensa independiente y una formidable red social exigente. Y como si esto fuera poco la Casa Blanca la ocupa un demente. En fin, el chicharrón NO es digerible. Pero la más importante conclusión es una: hay que blindar a nuestra democracia frente a tanta toxicidad regional.

En primer lugar, hay que decirle a los muchos o pocos empresarios corruptos que se abstengan de mezclar los negocios y la política; lo segundo, demandar de los dirigentes sindicales explicaciones claras del porqué algo es justo o injusto; lo tercero, que la ciudadanía tenga conciencia de la importancia de reducir el déficit fiscal para que el Estado siga con más y mejor inversión social. Porque Costa Rica y su democracia solamente podrá estar blindada, frente a tanto desmán, si llegamos tener una vida modesta pero sin miseria, un pueblo educado y crítico, y una conciencia democrática sólida. Yo espero que Carlos Alvarado, los diputados, los jueces, los acaldes y los munícipes cumplan con dicha meta.

 

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s