CR. Ingenuos o despistados. Sergio Erick Ardón Ramírez*

el

Hay muchos costarricenses que de buena fe y faltos de información acudieron el domingo primero de abril a las urnas a depositar su voto por un muchacho cantor, de buen verbo y buena pinta. Agreguemos su origen humilde y su bella esposa y ya. Hombre de Dios, nuevo en política, sin historial de corruptelas a cuestas, hizo creer a muchos que traía la solución.
La verdad es más compleja y preocupante.
Fabricio Alvarado fue el ariete usado por las iglesias neo-pentecostales para derribar las puertas de la Costa Rica católica y permitir el inicio de una conquista. Conquista que viene fraguándose calladamente en cientos de iglesitas de barrios y caseríos, y que es parte de una ofensiva que amparada en la religión persigue fines políticos y tiene ramificaciones continentales.
El origen de todo esto está en USA, en donde se encuentra la casa matriz. Casa que es poderosa y que ya influye de manera determinante en el gobierno de Trump.
Los propósitos son claros, aunque andan escondidos, se trata de debilitar la hegemonía de la Iglesia Católica, y aliándose con sectores políticos ultraconservadores hacerse de los gobiernos.
La Ideología de la Prosperidad, que garantiza a los fieles la abundancia, es el caballo de batalla. Sectores sociales marginados y empobrecidos, ayunos de orientación, son sobre los que se trabaja, con mucho éxito hasta ahora, porque nadie había reparado en lo que se estaba fraguando.

En Guatemala ya son gobierno, con un comediante como presidente, en Brasil avanzan a zancadas, en Colombia y Perú tienen presencia destacada. Aquí fallaron por poco, gracias a que viniendo de todas partes, supimos salirles al paso.
Los politiqueros taimados, buscando compartir poderes, los curas indolentes y desinformados, envueltos en una cruzada medieval, fueron cómplices, suponemos por omisión, de estos restauradores.
Quienes ingenuamente piden que se les participe del gobierno y se les brinden facilidades, están afilando el cuchillo de quienes vienen a trastornarlo todo, y a ponernos a servir a una cruzada de dominación del capitalismo salvaje envuelta en dulces palabras falsas.

*Sergio Erick Ardón Ramírez, librepensador alajuelense

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s