BOLIVIA-CHILE. Que sirva el fútbol para fraternizar y hermanar a los pueblos. Héctor Solano-Chavarría*

el

Esta tarde fuimos a ver el clásico boliviano al Hernando Siles. Triunfó el Bolivar por 3-0, pero ello se queda en lo anecdótico. Como también, fueron anecdóticas mis 1000 y 1 peripecias por conseguir papel higiénico. Sí, las ganas de cagar en el medio tiempo fueron notorias. El caso es que, tras conseguir el papel y culminada la operación, mientras me disponía a jalar la cadena encontré un tesoro. “La clase obrera no conoce fronteras”, rezaba una calcomanía sobre el retrete con una leyenda en la parte inferior que decía “Garra Blanca” y tres insignias: la wipala, el escudo de Colo Colo y la bandera del pueblo mapuche. No es necesario explicar mucho. Tanto los versados en fútbol, como los que no, sabrán de las tensiones diplomáticas y políticas existentes entre Bolivia y Chile. 139 de agresión, en efecto, no se borran de un día para otro. Lo cierto es que hace aproximadamente un mes en el Hernando Siles jugaron Bolívar y Colo Colo por la copa Libertadores, y los hermanos de la hinchada del Cacique nos dejaron ese hermoso recuerdo en la taza del inodoro del “Stadium”, como llaman los bolivianos a los estadios. Que una vez más sirva el futbol para fraternizar y hermanar a los pueblos. ¡Viva Chile! ¡Viva Bolivia!

*Héctor Solano Chavarría, pensador costarricense

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s