CR-GUANACASTE. Las provincias costeras están enojadas. Wilmar Matarrita Matarrita*

el

LAS PROVINCIAS COSTERAS ESTAN ENOJADAS, NO QUIEREN CAMBIOS, SI NO UNA TRANSFORMACION PROFUNDA:

Desde hace muchos años las provincias costeras vienen protestando de diferentes maneras, en octubre del 2017 le dijeron NO AL TLC, en las elecciones del 2014 le dieron un gran apoyo a la izquierda, pero además vimos en las elecciones del 2010, 2014 y ahora en el 2018 que se inclinan por el abstencionismo.

Y es claro que las demandas deben ser transformaciones profundas, pues nos han impuesto un modelo acaparador, concentrador de la riqueza. El modelo de megaproyectos: turísticos, agroindustriales (caña, banano, piña arroz, ganadería) es nocivo, pues acaparan el agua, las tierras, pagan mano de obra barata incluso sin derechos laborales en muchos casos. Este modelo no ha colaborado, ni colaborará para sacar a las provincias de Guanacaste, Limón y Puntarenas, de la pobreza.

También es un modelo, en donde la institucionalidad ha quedado debiendo. Si bien el presidente Luis Guillermo Solís, arrancó con una gran iniciativa, que fueron las “mesas de trabajo por Guanacaste”, luego se cae en el error de cerrar las mesas y activar un Concejo Regional (COREDES), que volvió a quedar cautivo de los “mandos medios”, que desde sus posturas de siempre, cierran la participación a las comunidades. Hay que recuperar la excelente política de las mesas de trabajo, pero además el gobierno debe tener canales directos de trabajo con los sectores populares – comunales.

La oligarquía criolla trabaja con fuerza para sostener su modelo y sus negocios, pelean con todos sus recursos, para imponer sus iniciativas, por ejemplo en el caso de Guanacaste, han trabajo generando presión política para desarrollar todo un sistema que les garantice agua para los próximos 50 años.

En las provincias costeras, la histórica injusta distribución de la tierra se empeora y con ello crecen los latifundios con caña de azúcar, piña, banano y para hotelería.

Por el lado de las comunidades, lo que queda es trabajar las articulaciones, las redes, las rutas de comunidades. Tenemos que comprender esto. Tenemos temas estratégicos para las comunidades: derecho humano al agua; carreteras pavimentadas; trabajo decente en las mismas comunidades; infraestructura para la producción local; mercados locales; respeto al derecho de las comunidades para el control y fiscalización de los recursos estratégicos ubicados en su territorio, entre algunos temas.

El nuevo gobierno tiene un gran reto, lo entenderán? Creo que tienen el compromiso de abrir espacios para las articulaciones populares comunitarias. Ya tienen el camino, don Luis Guillermo como presidente realizó varios ensayos, uno muy exitoso a sido el modelo de la Ruta de la Leche, visto como modelo de desarrollo local integral.

Por nuestra parte, tendrán la propuesta y lógicamente la movilización popular y comunal, es desde allí, en donde la plataforma de lucha y movilización comunitaria autodenominada LA COMUN, cobra una gran actualidad.

*Wilmar Matarrita Matarrita, mensajero Caminante del Sur GUANACASTE

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s