EL SALVADOR. 24 de marzo de 1980, cae asesinado Monseñor Romero.*

En el templo, en la santa misa, a la hora de la consagración, en una humilde capilla, cae un obispo y nace un santo: San Romero de América, así nombrado por los pueblos de América (Abya Yala). De eso hace 38 años.

“Si me matan resucitaré en el pueblo salvadoreño”, así amanecieron pintadas muchas paredes en Paso Ancho, uno de los Barrio del Sur en San José, capital de Costa Rica, producto de la mezcla de dolor y coraje por la muerte de un hombre bueno y valiente que en sus homilías clamaba: “Cese la represión“, ante los asesinatos y masacres del ejército salvadoreño sobre los dirigentes y comunidades campesinas.

Hoy el dolor y el coraje han cedido para dar paso a la esperanza, aunque vivimos tiempos difíciles.  El Buen Vivir es la luz que me guía y en ella un santo, San Romero de América.

*Edison Valverde Araya, mensajero Caminante del Sur

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Juan Carlos Chaves Ortiz dice:

    Gigante de todos los Tiempos.
    No olvidemos a los grandes Luchadores Sociales.

    Le gusta a 1 persona

  2. Juan Carlos Chaves Ortiz dice:

    Gigante de todos los Tiempos.
    No olvidemos a los grandes Luchadores Sociales.

    Le gusta a 1 persona

  3. 24 de marzo de 1980 +

    Me gusta

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s